Los ultrasonidos son vibraciones mecánicas de una frecuencia superior a la del sonido audible por el ser humano.
Los ultrasonidos provocan tres tipos de reacciones en nuestro organismo: reacción mecánica, térmica y química.
De estas tres reacciones se derivan una gran cantidad de efectos beneficiosos para el organismo.
En la estética o medicina estética, los ultrasonidos son recomendados en: lifting facial, ayuda a penetrar a capas profundas a los principios activos, disminiye las cicatrices recientes y queloides, ideal para tratar la celulitis edematosa y fibrosa y antes de liposucción.