Son anillos desechables que se colocan sobre los calentadores de cera para mantener el área limpia y protegida.