Cera pura y transparente que en contacto con el agua se convierte en una suave emulsión lechosa. Esta cera inicia un baño purificante como lo practican los japoneses, rico concentrado de alga Wakame y Yuchayu famoso por sus propiedades nutritivas, el salvado de arroz tiene acción reestructurante. Después del baño, la piel queda con gran sedosidad y un ligero perfume a té verde. El coco proporciona gran suavidad y deja la piel relajada con el espíritu en calma.